La obesidad es una enfermedad sistémica, crónica, progresiva y multifactorial que se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa.

Dentro de sus causas se involucran alteraciones en el gasto de energía, desequilibrio en el balance de aporte y utilización de las grasas, causas de carácter metabólico, genético, factores del medio ambiente y psicológico.

Su clasificación es en base del índice de masa corporal (IMC), que se define como el peso en kg dividido por la talla expresada en metros y elevada al cuadrado; en el adulto, un IMC mayor o igual a 30 kg/m2 determina obesidad.

En personas adultas con sobrepeso (IMC de 25kg/m2  a 29.9 kg/m2) es importante tomar atención en la presencia de factores de riesgo y enfermedades asociadas, particularmente diabetes mellitus y enfermedades cardiovasculares, ya que se incrementa la posibilidad de ser portadores de las mismas; es por eso que se recomienda mantener una dieta balanceada para la pérdida de peso y el mantenimiento de una vida sana.

Beneficios de la pérdida de peso:

  • Reducción del riesgo de diabetes mellitus tipo 2
  • Disminución de la concentración de colesterol y triglicéridos
  • Reducción de la presión arterial
  • Disminución de la discapacidad asociada con osteoartrosis
  • Mejoría de la apariencia física

Al iniciar un programa de disminución de peso es importante considerar diferentes aspectos como edad, género, factores de riesgo cardiovascular, enfermedades articulares y alteraciones neurológicas, por lo cual se recomienda acudir a un profesional de la salud para el tratamiento del sobrepeso y obesidad.

Hoy en día nuestro país se encuentra en los primeros lugares a nivel mundial de obesidad, colocándose como uno de los retos más importantes de salud pública debido a que aumenta significativamente el riesgo de padecer enfermedades crónicas no transmisibles e incrementa el riesgo de muerte prematura y discapacidad. Acuda a su médico.

Dra. Tania Lizbeth Angulo Ibarra.

Médico general.

Farmacia Emergencias, sucursal Las Quintas.